Planes Formativos

Los planes de formación en oficios no están pensados como un “curriculo” de escuela o universidad. Es decir, la formación en las escuelas de oficios se conecta con las dinámicas sociales que se viven en las localidades, y se levanta en base a enfoques sociales, económicos y culturales que buscan la autonomía y la soberanía.

Los procesos formativos de las escuelas contemplan en su diseño, planificación y ejecución se inicia con un proceso de investigación/acción que reconoce diversas las dimensiones del territorio. Los resultados de esta investigación, son revisados posteriormente con especialistas y organizaciones locales para incorporar sus contenidos al plan formativo.

Algunos elementos que se expresan en la formación son los siguientes:

  • Se basa en la pertinencia territorial, fomentando un proceso formativo contextualizado. Las personas le dan el sello identitario, vinculado a la historia de la localidad y de las personas, a la realidad y las circunstancias que se viven en determinado lugar, lo que implica que cada Escuela y cada oficio requiere un plan formativo específico y adecuado a la realidad donde se inserta.
  • Un diseño flexible, en el que se pueden introducir contenidos contingentes a la realidad de los y las aprendices y los maestros y las maestras.
  • Los aprendizajes son cíclicos, no lineales ni graduales. El tiempo (estaciones, hitos) marca el sentido de las sesiones, sus contenidos y objetivos.
  • Uno de los principios del plan formativo es que no reemplazar el saber de los maestros, es decir, el saber tradicional es necesario para el actual contexto entorno al oficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.